671 34 64 41 – 964 03 38 62 / Vila-real

La bicicleta me da…

Ayer volví a sentir esa paz, esa tranquilidad, esa libertad, ese esfuerzo, esa superación en uno mismo… Ayer volví a disfrutar de uno de mis ejercicios físicos favoritos, a excepción del balonmano, que hacía tiempo que no practicaba por motivos varios: la bicicleta de montaña. No fue una ruta ni larga ni dura, hubieron dos o tres subidas que me tuve que parar, y me ayudaron a recuperar sensaciones, volver a disfrutar de la naturaleza y además, como no, a escribir este post.

Me inicié en el cicloturismo por casualidad, buscando una actividad física que me desconectara de las rutinas y además me conectara con la naturaleza y empecé como todos, con una bicicleta más bien económica para probar si tenía continuidad y de verdad me gustaba. Y así fue efectivamente como después de unas cuantas salidas decidí comprarme una bicicleta mejor.

En qué “mundillo” me he metido…

Ahora empieza lo bueno: ¿qué bicicleta escojo? Lo primero que te diré es que ésta es la primera y más importante decisión que vas a tener que tomar al iniciarte en este “mundillo” de las BTT (en otro post hablaremos de la modalidad de carretera aunque algunas de las lesiones que hablamos en este post las podéis sufrir también los que utilizáis bicicletas de carreteras).

Cuando decides dar el salto, tus amigos que te han ayudado a iniciarte empiezan a darte consejos sobre el tipo de bici, que si haces más trialeras mejor una doble, sino una rígida… No dudo que la intención de tus amigos es buena y además probablemente tengan todos razón, aún cuando se contradigan unos con otros… Cada uno tiene un cuerpo, unas dimensiones, unos pesos, unas distancias y unos objetivos. Siéntate a valorar cuáles son tus objetivos y para qué quieres usar la bicicleta, para así poder elegir lo que mejor se ajuste a tus objetivos:

Para ir por sendas y pistas
Para realizar trialeras, sendas y pistas
Para realizar sendas, pistas, trialeras y enduro
Para realizar saltos extremos
Para competir
Para hacer ejercicio

Mi opinión personal y profesional al respecto de coger una bicicleta rígida o una doble es la doble con bloqueo de amortiguación trasero. ¿La razón? La amortiguación doble, aunque no hagas saltos de más de 1 metro, va absorber mejor las vibraciones, las piedras y los golpes que puedan pasarte en cada salida, sea senda, pista o trialera, y eso tu espalda, sobretodo tu zona lumbar y zona perineal, incluso tu pareja sentimental te lo agradecerá (después te explico el por qué). Y al tener la posibilidad de bloquear la amortiguación trasera podrás hacer alguna salida por el carril bici y no perder demasiado esfuerzo debido a la amortiguación trasera, o también utilizarla para las subidas…

Si por el contrario vas a salir casi siempre por pista o senda y no vas a hacer muchos kilometros, quizás la opción de rígida sí que te convenga por el tema económico. Aunque cuidado, porqué si te gusta enseguida se te puede quedar corta la bicicleta y querer más, como nos ha pasado a muchos (ya estoy siendo uno de esos amigos tuyos que te marea, jajajaja).

Referente a la talla, en muchas web o amistades te dirán la frase de “si mides X píllate una talla X”. Esto para mi es un error ya que dos personas que midan igual no tienen porqué tener la misma medida de entrepierna. Hay una web que explica de forma fácil los pasos a seguir para elegir la talla correcta de bicicleta Probike tallas . Básicamente se basa en la distancia que hay entre tu entrepierna y el suelo. Así es como te aconsejo que elijas la talla de tu nueva bicicleta. Sino, en una tienda especializada te podrán guiar en el caso que la quieras nueva.

Ya tengo mi nueva “flaca”, ¿ahora qué?

Te aconsejo que te hagas primero una prueba de esfuerzo en un centro médico especializado o una consulta privada, más que nada para evitar que te explote la patata en plena subida. Un entrenador personal te podrá guiar para que la puesta a punto de tu forma física haga que le saques el mayor rendimiento a tu cuerpo y a tu flaca.

Ahora lo más importante es el ajuste de los pedales/calas, tija, sillín y potencia/manillar. Estos cuatro ajustes harán que puedas disfrutar de esta actividad física sin lesiones ni dolores o que por el contrario sea un calvario en lo referente a lesiones se refiera.

Para ajustarlo de forma perfecta, realizarte un estudio biomecánico, que en tiendas especializadas tienes posibilidad de realizarlo, para ajustar al 100% tu nueva flaca a tu cuerpo sería lo ideal (recuerda que las cosas de montar no se prestan) para poder sacar el máximo rendimiento con el mínimo esfuerzo físico, que es el principal objetivo. En ésta web hay un excel muy bueno para que te ajustes la bicicleta en casa si eres algo mañoso Pedales y Zapatillas ajuste biomecánico. Aquí te pongo ejemplos de los dolores que puedes tener y de dónde pueden ser causados:

Pedales: Determinarán posibles dolores en talón, rodilla interna o externa y cadera.
Tija: Determinarán dolores en gemelos, cuádriceps, parte anterior o posterior de rodilla y lumbares.
Sillín: Determinarán dolores en rodilla anterior, zona periné (testicular o suelo pélvico) y antebrazo.
Potencia/manillar: Determinará dolores de cuello, antebrazos y dorso-lumbares o cervico-dorsales.

Tengo dolores en todas las partes de mi cuerpo

Nadie dijo que fuera fácil empezar a salir en bicicleta de forma saludable y es normal que tengas dolores en casi todas las partes del cuerpo, incluso en las pestañas ya que tienen que ir eliminando el sudor que te cae a los ojos con esa subida tan difícil que has hecho, jajajajaja. Lo más importante es reconocer donde te duele y qué es dolor y que son agujetas. Las agujetas se podrán pasar en unos días, pero el dolor por un mal ajuste biomecánico durará más tiempo o cada vez que acabes de salir con tu bicicleta o incluso irá afectado a otras partes de tu cuerpo.

Aquí te paso una plantilla para que te la guardes o la imprimas con las lesiones más frecuentes y solucionarlas tú mismo aunque recuerda que si algo persiste, acude a tu tienda profesional para un mejor ajuste de la bicicleta y a tu profesional en terapias manuales para que te solucione el problema, ya que quizás no hay un mal ajuste sino un esfuerzo excesivo.

Lo tengo todo perfecto y quiero algo más

El cansancio, las salidas muy largas, no realizar estiramientos, no hidratarse bien cada 15-20 minutos para recuperar los minerales perdidos, no tener la bicicleta en condiciones óptimas de rendimiento, no quiere decir que no esté bien ajustada… Pueden repercutirte en problemas musculares por sobre esfuerzo. Aquí, la importancia de realizarte descargas musculares y estiramientos por parte de MANUS Q. es importante para conseguir rendir siempre al máximo y evitar que aparezcan lesiones por estas razones.

En MANUS Q. estamos concienciados que el ejercicio físico forma parte de la rutina de muchas personas y siempre aconsejamos que descubran cuál es el tiempo en el que su cuerpo empieza a fatigarse y poder así realizarse un mantenimiento del mismo evitando dolores y lesiones.

Pues bien, aquí te dejo mi post. Espero que te sea de ayuda y por favor, comparte y coméntalo para poder seguir animándome a escribir más… o si tienes alguna sugerencia también son bienvenidas.

Un abrazo

Óscar Casaña Peón

Share This