671 34 64 41 – 964 03 38 62 / Vila-real

mejora postura al dormir

 

El artículo de hoy trataré el tema de las posturas al dormir, que, aunque no lo parezca, influye en el descanso y en un mejor dormir. Aquí te recomiendo una rutina que puedes incluir al acostarse a dormir, para así tener una experiencia aún más descansada y placentera.

DORMIR Y DESCANSAR

Dormir y descansar son conceptos distintos, ya que puedes descansar sentado en un parque viendo la gente pasear o leyendo un libro, en cambio, el acto de dormir puede o no puede incluir el descanso. No hablaré sobre algo que no conozco, como es el caso de los ciclos del sueño, el tiempo de descanso, etc. Lo que sí te comentaré, son unos pasos a seguir que pueden ayudarte a que tengas un mejor dormir y mejor descanso.

LA POSTURA, TODO UN MISTERIO

Es difícil, por no decir imposible, que una persona te diga 100% qué postura debes adoptar para que tu cuerpo pueda descansar y dormir bien a la vez y te levantes siempre perfecto. Sólo te digo que lo general que aparece en muchos artículos, es una ayuda pero no una realidad válida para todo ser humano: dormir boca abajo es malo, de lado también, boca arriba, con una almohada debajo de rodillas, etc. Está claro que la anatomía es, normalmente, igual para todos y esos consejos son una guía para ayudarte a mejorar tu postura para dormir, pero no es algo matemático.

Es tu cuerpo el que se comunicará contigo y te hará saber, si le escuchas, cuál es tu mejor postura para descansar. Para mi, un mal hábito al acostarte puede ser el reflejo de una mala postura o una compensación del cuerpo de algo que puedes mejorar durante el día y tu cuerpo intenta compensarlo al acostarse. Yo recomiendo una cosa: escúchate y entiéndete.

Corregir la postura al dormir es complicado, ya que sólo eres consciente de ella hasta que te has dormido, o al menos eso crees. El consciente y el inconsciente están conectados y al dormir hay una mayor conexión entre ellos así que, si te das cuenta de la postura que te está perjudicando, inconscientemente puede ser corregida.

MALAS POSTURAS Y EFECTOS EN EL CUERPO

Como he dicho antes, es complicado decirte cuál es la mejor postura para dormir, sí que puedo decirte qué posturas pueden estar afectando a la estructura y provocando problemas ligamentosos, tendinosos, musculares e incluso, viscerales (órganos internos).

Una postura que quizás realizas es acostarte ladeado, con el brazo debajo de la almohada o por encima de la cabeza, y la pierna superior flexionada con la rodilla casi tocando el pecho. Ésta postura puede estar provocándote una rotación máxima de la zona lumbar, que aunque no sea de muchos grados (máximo unos 5 grados), puede estar afectándote a músculos lumbares, como el cuadrado lumbar por ejemplo, problemas en la cadera y glúteos, por la flexión de cadera y rodilla y la rotación externa o interna (depende de la postura) de la cadera, problemas en hombros y cervicales, por mantener el brazo elevado.

Tumbado boca abajo (decúbito prono) puede provocarte que el peso de tu columna vertebral caiga sobre tus órganos en la zona abdominal (intestinos, por ejemplo), y problemas cervicales (como imposibilidad de girar el cuello al levantarse) debido a la rotación mantenida del cuello y problemas de espalda, por no respetar las curvaturas de la misma.

Dormir sin almohada puede provocar también ciertos problemas cervicales, ya que dependiendo de lo que se hunda o no el colchón, se podrían estar provocando extensiones cervicales mantenidas durante mucho tiempo.

Como ves, hay muchas cosas que podrían ser el origen del problema físico que tiene un mensaje que te manda el cuerpo sobre algo que realizas en tu día a día.

CÓMO MEJORAR TU POSTURA AL DORMIR

Antes de entrar en la postura, te recomiendo un tipo de “ritual para ir a dormir” que puede ayudarte a descansar y dormir mejor y puedes enseñárselo a tus hijos, familia y amigos, para que tengan desde ya esa rutina:

  • Evita realizar una actividad física intensa un par de horas antes de irte a dormir.
  • Mejor no enciendas la televisión, ni uses el móvil, ni ningún aparato eléctrico.
  • Evita los dulces y consume alimentos con triptofano (huevos, tofu, soja, semillas de ajonjolí y de calabaza, nueces, maní, plátano, piña, legumbres).
  • Evita el café o el te, y bebidas con cola.
  • No realices cenas pesadas ni abundantes, y cena al menos 90 minutos antes de irte a dormir.
  • Pon, si te gusta dormir con música música relajante o suave, tipo clásica, sonidos de la naturaleza, etc. pero no la pongas fuerte ni escuches música que te active.
  • Baja la intensidad de las luces una hora antes de irte a dormir.
  • Lee un libro, si eso te relaja.
  • Duerme el tiempo recomendado. Dormir demasiado, a partir de 8 horas o más, puede hacer que te levantes más cansado aún. Lo recomendado es entre 6 horas y media a 7 horas y 40 minutos. Incluso hay estudios que dicen que con 4,5 horas es suficiente. Así que no te agobies si duermes poco.

Como no soy experto en somieres y colchones, no te puedo ayudar a que elijas el mejor del mercado. Sí que te aconsejo que tu espalda y cervicales estén rectas. Así que pruébalo, acuéstate en él y comprueba si el colchón:

  • Se hunde mucho o poco al acostarte.
  • Si tu lumbar y dorsal se mantienen alineadas.
  • Si se acopla a las curvaturas de tu espalda.
  • La almohada, lo mismo, si se hunde mucho o poco.
  • Soporta bien el peso de tu cabeza.
  • Si tu cervical está recta.
  • Si se acopla a tu curvatura cervical.

CONSEJOS GENERALES

Y por último, unos consejos generales que te pueden servir de guía para mejorar tu postura, siendo consciente de ella.

  • Si duermes boca arriba, te aconsejo que coloques una almohada debajo de tus rodillas, así eliminas tensión de la zona lumbar, sacra e isquiotibiales (pierna posterior).
  • Si duermes ladead@, coloca una almohada entre tus rodillas desde la rodilla hasta el tobillo, para alinear las piernas con tu cadera y evita flexionar la zona cervical y dorsal al máximo, que tu espalda y cervicales estén rectas.
  • Si te pones ladead@ y con una pierna arriba, coloca una almohada en la rodilla y tobillo, para mantener, de nuevo, la alineación
  • Si te tumbas boca abajo, intenta progresivamente despacio pasar a dormir ladeado, sin prisa.

Espero que este artículo te haya ayudado un poco más a mejorar la postura a la hora de dormir y los pasos a seguir para que descanses mejor.

Un abrazo a todos y gracias por compartir y comentar.

Oscar

Share This